Foto: @ribbetravel
El primero de agosto muchos ciudadanos decoran especialmente su casa con banderas nacionales y de cantón, conmemorando así el día nacional de Suiza.

En las comunidades, se realizan fiestas en la tarde o noche según sus tradiciones. En ocasiones alguna persona reconocida públicamente (regional o nacionalmente) da un discurso, en los clubes se siente la fiesta con música y cerveza, la salchicha se convierte en el plato principal del día. Pero lo más importante de esta festividad, es la unión que se da entre las comunidades o ciudades para disfrutar conjuntamente del día nacional.

Más tarde, en la noche se pueden ver fuegos artificiales en el cielo y también las hogueras hechas con conos de madera a varios metros de altura, lo cual hace de la noche un momento mágico del día.