Fondue – Una delicia que tienes que probar

//Fondue – Una delicia que tienes que probar

¡Déjate seducir por un delicioso Fondue Suizo!

Muchas personas conocen y han tenido el placer de degustar un plato tan delicioso como es el Fondue pero ¿realmente sabemos su origen?

¿Conoces de donde proviene este plato?

¡Si en tu caso no conoces sobre él, en el DACH-Institut queremos contarte un poco de donde viene este manjar!

Proviene de la palabra francesa “fondre”, que significa derretir; este plato ha recorrido largos caminos desde su origen hasta convertirse en lo que es hoy un plato apetecido mayormente en Europa.

La primera versión, la fondue de queso, comenzó en Suiza en el siglo XVIII. Como otros muchos descubrimientos culinarios, fue el resultado de la necesidad práctica.

Los campesinos o pastores de ovejas y cabras suizos, se alimentaban básicamente de queso, vino y pan para sostenerse durante los largos inviernos ya que no tenían disponibilidad de alimentos frescos.

Muy a menudo, los quesos elaborados en verano se secaban al cabo de los meses y se convertían en algo difícil de comer. Pero se percataron de que si calentaban el vino con el queso, ajo y algunas hierbas, podrían mojar el pan duro y ablandarlo en la mezcla de queso.

De esta manera, con una olla en el medio sobre un cálido fuego acogedor, los aldeanos convirtieron la fondue en una tradición en la época invernal.

Desde entonces se ha utilizado esta palabra para hacer referencia a muchos otros tipos de fondue como la de carne, pollo, marisco y hasta chocolate. Pero hay algunas diferencias importantes entre los distintos tipos de fondue. Lo cierto es que a pesar de que los suizos lo crearon, fueron los franceses quienes lo anotaron por primera vez en un libro en 1794.

Dependiendo de la región la fondue se prepara con unos tipos u otros de quesos. La base clásica es una mezcla de Gruyere y Emmental, pero se puede elaborar con quesos procedentes de todo el mundo.

Este plato se puede degustar en cualquier región de Suiza, teniendo en cuenta que en cada una de ellas existen quesos distintos y por tanto el sabor puede diferir mucho.

Si viajamos a Suiza debemos probar este plato en cualquiera de sus restaurantes, no obstante, si queremos llegar a casa con algo más que fotos, podemos comprar mezclas ya hechas en cualquiera de las queserías del país.

¿Cómo se come?

Consiste en sumergir con un pincho pequeñas piezas de alimentos en líquidos calientes como queso derretido, aceite o chocolate, en una pequeña olla de barro cocido o de hierro fundido, común para todos los comensales y colocada en el centro de la misma mesa; el recipiente típico se llama caquelon, o fondue para los hispanoparlantes. Los comensales se sirven valiéndose de un pincho metálico de dos o tres puntas, con el que introducen en el queso trozos de pan, trozos de carne en el aceite, o de frutas en la variante de chocolate.

En el caso de la fondue de queso, se trata de una preparación con muchas calorías, propia de climas fríos, pero que, sobre todo, genera un ambiente acogedor.

¡Anímate a probar esta delicia!

 

2018-10-25T04:03:45+00:00