Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania había sido divida en cuatro partes por Estados Unidos, Reino Unido, Francia y la Unión Soviética, pero su capital Berlín había quedado del lado Soviético, así que decidieron dividirla también. Quedando entonces en el Oeste la República Federal Alemana (RFA o BRD) y en el Este la República Democrática Alemana (RDA o DDR).

Debido a la presencia de Francia, Reino Unido y Estados Unidos en el Oeste, Berlín Este comenzó a sufrir consecuencias de su división y por las condiciones de esa época a nivel político e ideológico. Se hicieron misiones de espionaje y muchas personas que vivían del lado Soviético migraron al Oeste por las oportunidades que consideraban eran mejores. Esto fue entre 1949 y 1961. Para evitarlo, el gobierno de la RDA ordenó que se construyera un muro en la noche del 13 de agosto de 1961, con el fin de dividir la ciudad.

Foto: Bundesarchiv. Muro de la vergüenza en la Puerta de Brandenburgo.

Años más tarde a su construcción se reforzó el muro, así que 155km rodeaban al final todo Berlín Oeste, aislándolo del resto de Alemania y ellado Este. Es lo que conocemos como “El Muro de Berlín”.

Familias, amigos, y muchos otros quedaron casi sin ninguna o ninguna comunicación o contacto con sus seres queridos. Una realidad muy dura que muchos alemanes vivieron durante 28 años.

Foto: Artribune

Para el año de 1989 las condiciones económicas y políticas de Berlín Este habían cambiado, así que los ciudadanos realizaron una manifestación pacífica en contra de la dictadura que los regía. Pedían libertad de expresión, elecciones libres y el poder de desplazarse al Oeste. Esta revolución conocida en alemán como “die Friedliche Revolution” fue lo que desencadenó finalmente la “caída del Muro de Berlín”.

El día de la caída, muchas personas volvieron a Berlín Oeste, a ver a sus amigos, familiares…pero el punto más destacable es que Alemania ya no estaba más dividida…Luego de la caída del comunismo, Alemania volvió a ser un país.

Foto: Eric Bouvet

Como ven, una acción pacífica llevó al cambio político más grande en la historia del mundo ¡Y sin violencia! Y por eso hoy 9 de noviembre se recuerda este momento.

Foto: @claramonnerat2

Esta escultura llamada “Visiones en Moviento”, fue creada por el artista Patrick Shearn y su estudio. Contiene más de 30.000 mensajes sobre la libertad y fue instalada en la Puerta de Brandenburgo para conmemorar este día.