Sí, hoy es el día nacional de Alemania. Y más que una celebración, es una manera de recordar que hace 29 años Alemania del Este y Alemania del Occidente se unificaron en una sola. Sin embargo este día tan especial para la historia, tiene todo un trasfondo cultural, histórico, político y económico.

Así es como nos remitimos al año 1945, final de la Segunda Guerra Mundial y momento en el cual las potencias como Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Rusia, comenzaron a ocupar Alemania y a su vez a dividirla. Para el año de 1949 fue dividida en dos. Por un lado la BRD (Der Bundesrepublik Deutschland) en Alemania occidental y por otro la DDR (Demokratische Republik) Alemania oriental. A consecuencia de varias situaciones que se vivían en Alemania Oriental, el 13 de agosto de 1961 el gobierno de la DDR inició la construcción del Muro de Berlín.

Durante la división, las personas no podían viajar libremente de un lado a otro y había grandes diferencias entre Alemania occidental y oriental; por ejemplo los productos a los que se tenía acceso y las ideologías que se reflejaban en la rutina y manera de vivir de los alemanes.

El 9 de noviembre de 1989, después de muchas manifestaciones y protestas finalmente cae el muro y con él muchos años de separación de los alemanes.

Y al final, llegó la esperada reunificación en la noche del 3 de octubre de 1990 luego de 40 años de la división.

Desde entonces, cada 3 de octubre una ciudad de Alemania es la encargada de realizar la fiesta oficial con presentaciones musicales, artísticas y una amplia oferta de gastronomía de cada departamento alemán. Este año fue Kiel, ciudad del norte que se ubica a orillas del mar Báltico.

Una manera muy inspiradora para recordar que a pesar de las diferencias, Alemania es solo una.